01 241 418 27 52

ASESORIA VETERINARIA

CLASIFICADOS

CONTACTO

Los cuidados del becerro recién nacido después de la Distocia

Un comienzo afortunado de vida es sólo un factor clave para el éxito productivo a largo plazo. Directamente después del nacimiento, el becerro recién nacido se ve desafiado por el ambiente extra uterino. La capacidad de adaptación del becerro puede verse afectado por el proceso de nacimiento. Sin cuidados adicionales, este deterioro puede tener consecuencias a largo plazo. El cuidado del recién nacido para apoyar su capacidad adaptativa es por tanto, un elemento esencial del manejo del hato.

 

El Inicio del Parto

 

Durante la gestación, el feto recibe elementos esenciales tales como oxigeno, nutrientes y hormonas de la vaca a través de la placenta.  Dentro de este periodo de nueve meses, el feto madura en un becerro de 40 kg. En este punto, el espacio uterino se vuelve limitado y esto desencadena una respuesta de estrés poro parte de la cría. Con hormonas de estrés elevadas (corticoides) en la sangre del becerro son registrados por la madre. Consecuentemente, una cascada de cambios hormonales maternos y mecanismos de retroalimentación se inician durante el proceso del parto.

 

Proceso de Nacimiento

 

Las primeras contracciones uterinas estimulan la rotación del becerro de manera que la cabeza y las patas delanteras se posicionen hacia el cérvix. La presión en el cérvix inicia la liberación de la hormona que promueve el alisamiento del tejido conectivo, elasticidad de los ligamentos pélvicos y la lubricación del canal de parto. Conforme aumentan las contracciones uterinas, el becerro se mueve hacia el canal de parto. En un punto la membrana amniótica se rompe y el becerro se vuelve hipóxico. El estrés oxidativo conduce a un aumento en los movimientos del becerro que estimula las contracciones uterinas a favor del proceso de parto. En general, el becerro nace de 3 a 7 horas después de iniciado el parto.

 

Distocia

 

El tiempo del parto prolongado aumenta el riesgo de asfixia. Los becerros asfixiados sufren de acidosis respiratoria y metabólica que puede ser fatal en algunos grados. El proceso del nacimiento puede ser influenciado por la madre (raza, partos, condición corporal, estrés, contracciones abdominales débiles, canal de parto estrecho) y en lso becerros (género, peso al nacer, posición) y estos factores pueden estar relacionados. En caso de partos difíciles (distocia), la tracción en incluso cesárea deben llevarse a cabo para proteger la salud de ambos, la madre y la cría.

 

Atención Especial Neonatal

 

Los requerimientos básicos para el cuidado del recién nacido son ambiente cálido y seco, higiene y suficiente suinistro de calostro. Las crías que experimentan distocia y/o asfixia requieren cuidados especiales para mejorar sus probabilidades de vivir. Estudios demuestran que las primeras prioridades de la cría, estabilización de la temepratura y absorción de inmunoglobulina de afecta negativamente por la distocia. Esto puede ser mejorado por las estrategias de manejo:

 

Temperatura Corporal

 

La estabilización de la temperatura corporal puede estimularse externamente estimulada por: el secado con una toalla, cama seca suficiente, una cobija y colocándola bajo una lámpara de calor. Internamente, el becerro usa el metabolismo de la grasa café para producir calor. Debido a que la reserva de grasa café es limitada, el becerro depende de la grasa de calostro para mantener su temperatura corporal. Los becerros estresados por frío muestran una actividad baja y es poco probable que pueda mamar. Esto perjudica su termorregulación y por tanto, sus posibilidades de supervivencia. A largo plazo, esto afecta negativamente la tasa de crecimiento y la respuesta inmune. Para evitar el estrés por calor y sus futuras consecuencias, es importante estimular el metabolismo del becerro alimentando de manera temprana con suficientes cantidades de calostro.

 

Inmunoglobulinas

 

Para la captación de inmunoglobulina, la cría sólo depende del calostro. Becerros que sufrieron de acidosis respiratoria se encontraron con menor captación de IgG. Una transferencia pasiva baja de inmunoglobulinas es un riesgo directo para la salud del becerro ya que continuamente es desafiado por patógenos del ambiente. Estas bacterias y virus pueden provocar diarrea y enfermedades respiratorias que son riesgos serios para la sobrevivencia de la cría y su futuro éxito productivo. Para asegurar la transferencia pasiva suficiente en estos becerros, se debe alimentar a tiempo con un calostro con alta concentración de inmunoglobulinas.

 

La Esencia de un Calostro de Buena Calidad

 

Los becerros con asfixia son a menudo débiles y pueden tener dificultad de pararse y de mamar calostro. Si la ingesta de calostro es insuficiente, se afectará la termorregulación y la captación de inmunoglobulinas. Para asegurar que la cría recibe el volumen requerido, es preferible darle de comer con biberón o en su caso una sonda, el valor nutricional y los niveles de inmunoglobulina deben ser altos para apoyar a la cría débil.

 

Desafortunadamente, el calostro materno no siempre cumple con estos requerimientos. Especialmente en estos casos suplementar o sustituir el calostro con un calostro de alta calidad se debe considerar como un elemento dentro del manejo del recién nacido.

¿Quienes somos?

Grupo HERPRE

¿Donde estamos?

Nuestros Clientes

Proceso de compra

Contacto

Redes Sociales

Email: atencion@herpre.com

Agroveterinaria HERPRE 2017

By: KEEPEER DESIGNE´R